Ciutadella. Menorca. Illes Balears. Sede 2021

Menorca

Menorca es un paraíso. La isla más bonita del archipiélago balear nos ofrece calas de ensueño, monumentos culturales y una biodiversidad ambiental envidiable.

La isla es el destino ideal para las familias que quieren descansar, combinando visitas culturales con calas y playas que poco tienen que envidiar al Caribe. Si vas en pareja, Menorca también te sorprenderá: calas escondidas, pueblos pesqueros de lo más pintorescos, parques naturales, puestas de sol mágicas…

Pocos lugares en España desprenden la magia y la intimidad que se respira en los rincones más románticos de Menorca. Un territorio, con un paisaje rural tradicional muy rico que aloja una notable diversidad de hábitats mediterráneos, en los que viven especies de animales y plantas exclusivos en la isla, algunas de ellas en peligro de extinción. la UNESCO declaró Menorca Reserva de la Biosfera en 1993, debido a su diversidad ambiental y sus valores naturales. ¡La isla de las mil caras!.

Menorca Paraiso natural

Menorca tiene el privilegio de ser el primer lugar de España donde ver amanecer, donde disfrutar de calas desiertas de fina arena y un mar azul; monumentos de la Edad del Bronce; grandes joyas de la arquitectura urbana como Mahón y Ciudadela; senderismo cargado de historia; típicas fiestas en pueblos remotos donde disfrutar de lo lindo y una sabrosa gastronomía con una caldereta de langosta como gran protagonista. Todo esto puedes descubrirlo y disfrutarlo relajadamente en poco más de tres días. Y es que, con 48 km de longitud y 16 de anchura, Menorca posee una carretera principal que que recorre la isla de norte a sur y hace que las distancias se acorten y el tiempo se detenga.

Menorca Turismo

En bici o a caballo, en velero o en kayac … Menorca es una isla plana cuya única montaña apenas tiene 358 metros lo que la convierte además en una excelente elección el turismo deportivo, con sus 20 tramos de rutas para senderistas, 21 rutas cicloturistas perfectamente señalizadas y multitud de salidas ecuestres para visitar este paraiso natural.

Y para descubrir los rincones más bellos y recónditos de su costa, nada mejor que navegar en catamaranes u otras embarcaciones; o divertirse de forma activa, practicando deportes náuticos como el kayak, windsurf, vela, submarinismo, paddle surf o motos acuáticas. La implicación de Menorca con el deporte, se disfruta en toda la isla y hace que del 28 al 30 de Mayo de 2021 la localidad de Ciudadela sea la sede de la Copa del Rey y de la Reina de Vóley Playa.

CIUTADELLA

Ciutadella, la antigua capital, es una joya de piedra que reviste las señoriales fachadas de sus palacios. Su laberinto de callejuelas, la Catedral de Menorca, construida entre los siglos XIII y XIV sobre una antigua mezquita y que constituye el edificio gótico más importante de Menorca, la Plaza del Borne con su obelisco que conmemora la heroica defensa de Ciudadela ante el ataque turco de 1558, la Plaza de la Esplanada, el Museo Municipal de Ciutadella que expone una gran colección de objetos prehistóricos y un emblemático puerto que parece un canal veneciano son algunos de los atractivos de esta ciudad.

No te pierdas el Castell de Sant Nicolau, situado en una zona elevada a la entrada del puerto de Ciutadella, contruido en el siglo XVII con la intención de defenderlo de los ataques del mar y acércate hasta el faro de Artrutx que se encuentra a tan sólo 7 kilómetros de la población.


Por otro lado, Ciutadella es punto de partida para visitar también varios yacimientos prehistóricos de gran interés como el poblado talayótico de Son Catlar, el mayor que se conserva en Baleares; la Naveta des Tudons, uno de los monumentos más característicos de la civilización prehistórica de Menorca; el poblado de Torretrencada, que destaca por su taula, una de las más bellas de la isla. El yacimiento de Torrellafuda es un gran poblado talayótico rodeado de un bosque de encinas con un talayot, una taula, cuevas artificiales subterráneas y restos de murallas. Y la necrópolis de Cala Morell está situada en un puerto natural abierto a la costa, donde se excavaron, durante la Edad del Bronce y la del Hierro, un conjunto de cuevas que imitan las casas circulares de la época talayótica. Son las mayores y las más espectaculares de la isla.